Mundo de Cristal, Terrarios y Decoración

Mundo de Cristal, Terrarios y Decoración

Los terrarios son ecosistemas en miniatura, es la manera más sencilla de describirlos. Se trata de un conjunto de plantas, piedras y elementos que se conjugan para crear el ambiente necesario para obtener un paisaje a escala.

Son usualmente elementos decorativos que salen de lo cotidiano, estructuras vivas que aportan belleza y frescura visual a cada espacio en el que son colocados.

Los terrarios pueden realizarse de diferentes maneras, con estilos propios y materiales muy variados que van desde el Pet, hasta el vidrio, pasando por todos sus tipos. Es así como encontramos terrarios de madera, piedra o incluso de tela, la imaginación de cada uno puede convertir cualquier cosa en un terrario, basta con elegir la combinación adecuada de plantas y accesorios que nos transporten a ese pequeño espacio que da la impresión de ser el fragmento de un jardín. Elige el recipiente donde vas a colocarlo, cualquiera que deje ver la estructura de las capas de sustrato es bueno, pero si te gusta lo original puedes incluso hacerlo en un pedazo de tronco o una escultura.

Crear un terrario es relativamente sencillo, después de elegir el tipo de plantas, debemos proceder a identificar los elementos que necesitan para vivir, es necesario comprender que no todas crecen en el mismo tipo de suelo o requieren el mismo periodo de riego. Si elegiste crear un ambiente desértico, es probable que tengas que hacer mezcla de arena con piedra volcánica, si el caso es que elegiste algo tropical, lo que será necesario es elegir tierra de composta y de esta manera tendremos que analizar el periodo de riego que también depende de las condiciones del lugar donde lo vas a colocar.

Algunas de las capas que con frecuencia se incluyen en los terrarios son: Arena, piedras medianas, piedras grandes, piedras chicas, roca volcánica, musgo y carbón activado. Los elementos decorativos o de ambientación pueden ir desde las rocas, cortezas, recortes de laja, gemas, esculturas pequeñas, etc. Si deseas crear un terrario con vista a los sustratos, es recomendable que los coloques con mucho cuidado, procurando que se observe la división de cada capa para que este aspecto sea más llamativo.

Si ya lograste armar tu terrario, el cuidado frecuente va a permitir que su belleza perdure por mucho tiempo. Planifica la frecuencia de riego, trata de usar un atomizador, recuerda que al no tener salidas de agua es probable que se pudran las raíces si excedes la cantidad de agua. No lo coloques a la luz directa, mucho menos si se trata de terrarios en cristal, el efecto lupa que tiene con el sol es bastante perjudicial para las plantas. También te recomendamos alejar el terrario de fuentes de calor como la estufa, o de frio como los aires acondicionados.

Como última recomendación, te sugerimos que prestes el cuidado necesario a tu terrario, se trata de seres vivos que son susceptibles a enfermedades y daños por falta de atención. Esperamos que tu proyecto sea todo un éxito.