Rosas para San Valentín, Cuidado y Manejo.

Rosas para San Valentín, Cuidado y Manejo.

El día de San Valentín está a la vuelta de la esquina y el elemento básico de esta temporada listo en el cuarto frió, ¡Rosas por supuesto! Por lo general, los envíos de rosas recién cortadas se reciben entre 5 y 7 días antes de San Valentín y el mayor volumen se recoge o entrega el 13 y 14 de febrero. Obtener estas rosas de las fincas y que lleguen frescas a las manos de los consumidores requiere un cuidado y manejo extremo, especialmente por el período de envío y de almacenamiento necesario para satisfacer la creciente demanda.

Los proveedores de rosas enfrentan desafíos durante todo el año en todos los puntos de la cadena de distribución. Entre ellos se encuentran el control de patógenos y etileno, el manejo de la temperatura y el cuidado y manejo correctos. A pesar de estos desafíos, la demanda del 14 de febrero significa que los proveedores deben extender sus períodos de cosecha y almacenamiento. Los días adicionales son necesarios para que se tomen todas las medidas para preservar y cuidar las rosas y rociar rosas a lo largo de su viaje hacia la frescura. 

Consumidor final

Una vez que las rosas llegan a las tiendas, es probable que se hayan recolectado y almacenado durante períodos más largos de lo habitual. Es en este punto donde se necesita mayor atención. 

1. Prevención de enfermedades

La prevención de enfermedades, como la Botrytis, requiere medidas de control como:

-          Control de temperatura.

-          Minimizar o eliminar las fluctuaciones de temperatura.

-          Sanitización adecuada.

-          Retirar las flores de los empaques con mucho cuidado.

-          Evitando que los botones se mojen.

-          Evitar tocar o manipular las flores a través de sus botones.

-          No dejar caer los paquetes de flores.

-          Asegurarse de que el proveedor de flores haya tratado las flores cortadas con un inhibidor del etileno.

-          Asegurarse de que la humedad no sea demasiado alta (cualquier humedad superior al 90% fomenta las enfermedades). 

2. Buen manejo de la temperatura

La temperatura es fundamental para una buena calidad. Coloca las rosas en un refrigerador de 34 a 38° F (1 a 3°C), con 75 a 85 por ciento de humedad relativa. Mantener una temperatura baja y una humedad alta es importante para minimizar la pérdida de agua y maximizar la vida útil del de la flor. Si se procesan las flores fuera del enfriador, asegúrate de que no estén tanto tiempo a temperaturas no recomendadas.  

3. Sanitización

Limpia y desinfecta tus baldes, herramientas, superficies de trabajo, paredes, pisos y estantes con con el Floralife® D.C.D.®. A diferencia del color, el D.C.D. tiene un efecto que ayuda a mantener los artículos limpios y desinfectados durante un tiempo después del tratamiento. Esta es tu mejor arma para minimizar la exposición a patógenos. 

4. Hidratar y alimentar

Después de un traslado tan largo, las rosas deben estar adecuadamente hidratadas y alimentadas, especialmente cuando se reciben en paquetes secos. Para mejores resultados:

-          Vuelve a cortar los tallos de las flores aproximadamente 1 pulgada (3 cm), con un cuchillo afilado y desinfectado o tijeras.

-          Usa FloraLife® Quick Dip para reactivar la hidratación y asegurar que el agua fluya por los tallos libremente.

-          Coloca las flores en un balde o jarrón alimento para flores, como FloraLife® Express 300.

-          Utiliza una unidad de dosificación que esté debidamente calibrada o mezcla manualmente la solución de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta. 

5. Proteger

Utiliza un spray de acabado profesional como FloraLife® Finishing Touch o Floralife® Crowning Glory® para refrescar, hidratar y proteger las flores. 

6. Atención al cliente

Como experto en flores, ofrece consejos sobre los pasos que se deben seguir en casa:

-          Evita colocar flores a la luz solar directa, calor extremo, frío o corrientes de aire.

-          Proporciona sobres de alimento floral en cada compra o entrega y asesora sobre el uso adecuado.

-          Envía algunos sobres adicionales de alimento floral para que las flores tengan una vida útil más prolongada.  

Un cliente feliz significa que regresará, ¡especialmente en San Valentín! Esta puede ser la única época del año en que alguien puede comprar o recibir rosas, y puede ser tu única oportunidad de causar una buena impresión. ¡Asegúrate de enviar a tus clientes con las mejores herramientas y el mayor conocimiento a casa! El cuidado, el manejo y la educación adecuada a los clientes no solo les brindarán una experiencia increíble, sino que también harán que regresen a ti cuando sea el momento de comprar rosas nuevamente.